Cuando concluya el sellamiento de los santos, Jesús habrá terminado su ministerio de intercesión en el Lugar Santísimo del Santuario celestial. El Espíritu de Dios, que por tanto tiempo llamó a los pecadores al arrepentimiento, fue rechazado por completo por ellos, por lo que se aparta definitivamente. El mundo impío, controlado por Satanás, se enfurece contra Dios y contra quienes han escogido servirlo.

Textos bíblicos

“En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro”.

Daniel 12:1.

“El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía”.

Apocalipsis 22:11.

“Como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre”.

Mateo 24:38, 39.

Espíritu de Profecía

“Cuando termine el mensaje del tercer ángel, la misericordia divina no intercederá más por los habitantes culpables de la Tierra. […] El mundo ha sido sometido a la prueba final, y todos los que han resultado ser fieles a los preceptos divinos han recibido ‘el sello del Dios vivo’ (Apoc. 7:2). Entonces Jesús deja de interceder en el Santuario celestial. […] Cada caso ha sido fallado para vida o para muerte”.

“Cuando [Jesús] deje el Santuario, las tinieblas envolverán a los habitantes de la Tierra. […] La paciencia de Dios ha concluido. El mundo ha rechazado su misericordia, despreciado su amor y pisoteado su Ley. Los impíos han traspuesto los límites de su tiempo de gracia; el Espíritu de Dios, al que se opusieran obstinadamente, acabó por apartarse de ellos”.

“Cuando la decisión irrevocable del Santuario haya sido pronunciada y el destino del mundo haya sido fijado para siempre, los habitantes de la Tierra no lo sabrán. Las formas de la religión seguirán en vigor por parte de los seres de quienes el Espíritu de Dios se habrá retirado definitivamente”.

El conflicto de los siglos, cap. 40 (“El tiempo de angustia”).

¿Ya los leíste?

El conflicto de los siglos.
Elena de White
Cap. 40 (“El tiempo de angustia”).

El carácter de Dios y la última generación.
Jiří Moskala y John Peckham, eds.

Adquiérelos en editorialaces.com

Responder a Comentario

Tu correo electrónico no sera publicado.